"Camino a los 50 Años de educación Secundaria; formando hombres y mujeres de bien."

YA ANDUVIERON POR AQUÍ...

viernes, 17 de octubre de 2014

Bienaventuranzas de los educadores del siglo XXI

 


  • Bienaventurado el educador que cree y ama su tiempo, su historia y su siglo, porque sembrará esperanza y optimismo. Bienaventurado el educador que siente la Argentina como país viable, tierra privilegiada, porque despertará ilusión y ganas de vivir y trabajar por ella.
  • Bienaventurado el educador que descubre su tarea como misión, como vocación, porque sublimará los sinsabores de los magros sueldos y la incomprensión de la gente.
  • Bienaventurado el educador, la educadora, que infunde amor a la tecnología educativa, fuerza del hoy, pero no olvida la ética, el culto de la verdad, el cultivo de la fe, las fuerzas de siempre, porque serán maestros de verdad.
  • Bienaventurados los educadores que poseen un corazón sin fronteras, abierto al pluralismo étnico, religioso, social, político e intelectual; un corazón en el que quepan todos los niños y los jóvenes todos, porque serán cultores de la unidad.
  • Bienaventurados los educadores que saben mirar al futuro, que creen en el cambio, que saborean lo nuevo, porque prolongarán su juventud.
  • Bienaventurados los educadores que con humildad se acercan a los chicos, para compartir con ellos la soledad, la inseguridad, la tristeza porque serán padres de muchas sonrisas.
  • Bienaventurado el educador, la educadora, para que, como el Jesús de Emaús, hace camino junto a los chicos, porque habrá abierto y ganado su corazón
  • Bienaventurados los educadores que, solidarios, se arremangan para "lavar pies", enjugar lágrimas y perdonar desaires, porque revelarán el rostro de Dios Padre.
  • Bienaventurado el educador que, como la Virgen, sabe guardar las alegrías y las penas de la educación en el corazón, porque será gloria, alegría y corona.
  • Bienaventurado el educador, la educadora que, al estilo de los grandes pedagogos, no esperan que los tiempos sean buenos, sino hacen de los malos momentos, tiempos óptimos, porque serán constructores de la mejor educación.


Hno. Eugenio Magdaleno

Nacido en España, ingresó y finalizó sus estudios sacerdotales en el Seminario de Nuestra Señora de Guadalupe de ese país. Viaja a la Argentina en 1950 e inicia su carrera docente en la Escuela Normal Champagnat de Luján (Prov. de Bs. As.) en 1952. En 1954 pasa al Colegio Manuel Belgrano y en 1959 forma parte del cuerpo docente del Colegio Champagnat. Simultáneamente cursa en el CONSUDEC el profesorado en Letras recibiendo su título en 1959. Posteriormente cursa Teología en Roma especializándose en Teología dogmática. Logra, luego, su título de Profesor del Pensamiento y literatura francesa de la Sorbona y, habiendo alcanzado el doctorado, regresa a la Argentina. A partir de este momento se desempeña en altos cargos en la Universidad del Salvador y centro jesuita de San Miguel. Se ha especializado en temas afines con la juventud. Alcanza el cargo de Consejero Provincial Marista y se desmpeña como tal durante seis años en Luján. Siendo rector del Colegio Manuel Belgrano de Buenos Aires, el Consejo General en Roma para toda la congregación lo elige como Consejero General de la Congregación, cargo que ocupa durante 8 años. Adquiere experiencia del mundo, especialmente de África. En 1990 regresa a la Argentina. Adapta el Catecismo Católico a cursos primarios y secundarios. Crea con grupos universitarios el movimiento REMAR que colabora con los asentamientos de la Capital y el Hospital de Niños "Dr. Garrahan".

martes, 14 de octubre de 2014

REFLEXIONES

Departamento de “Justicia y Paz”
Vicaría de Solidaridad
Obispado de Quilmes

Octubre 2014

“Cuando lo hicieron con mis hermanos más pequeños
lo hicieron conmigo” (Evangelio de Mateo, 25-40)

"…las grandes economías mundiales 
sacrifican al hombre a los pies del ídolo dinero…"

"…es imposible seguir tolerando que los mercados financieros 
gobiernen la suerte de los pueblos…"
Papa Francisco, junio 2014

Queremos llamar la atención sobre tres realidades que afectan especialmente a nuestra población más vulnerable:

1.- “Fondos buitre”
Nos unimos con esta declaración a las voces de tantos y tantas que resisten activamente en el mundo entero, y especialmente en nuestra patria, la prepotencia de los fondos transnacionales de inversión, más conocidos como “fondos buitre”.
Está claro que estos “fondos buitre” no hicieron inversiones en nuestro país, no aportaron nada a nuestro suelo, y reclaman unos bonos que compraron a precio vil, cuando el Estado ya estaba quebrado.
No se pueden poner en riesgo los puestos de trabajo, la salud de nuestra población, la educación recuperada con tanto esfuerzo, el futuro de nuestros ancianos. Logros conquistados luego de una de las mayores tragedias sociales de nuestra patria como la crisis de diciembre de 2001.
La avaricia de este puñado grupo de acreedores externos quiere todo. No podemos aceptarlo.
El problema de fondo, como lo advierte el Papa, es el sistema capitalista liberal --que premia a los especuladores y condena a los que trabajan-- que instala una legalidad inmoral exprimida a fondo por los expertos de la usura.
Coincidimos con la decisión del Estado argentino de pagar las deudas sin comprometer el crecimiento del país, la inclusión y la ampliación de derechos para los más pobres y débiles.

2.- La violencia institucional
El sistema capitalista en el cual estamos inmersos, con su injusticia estructural de concentración de la riqueza, sabemos que busca sostenerse generando, en palabras del Papa, “sobrantes” de la historia; y generando respuestas violentas a las exigencias de justicia, educación, salud y vida digna.
Las fuerzas de seguridad tienen, en este sentido, una responsabilidad grande. Y es muy delgada la línea que separa el necesario control ante el exceso, de la represión indebida al margen del respeto de los derechos de todo ciudadano, en especial de los jóvenes y de los pobres.
No pocas veces somos convocados, como agentes de la solidaridad del Evangelio, a mediar en conflictos de esta índole: jóvenes maltratados en comisarías, ciudadanos pobres ninguneados en sus derechos por simple “portación de rostro” o utilización innecesaria de la coerción policial, tanto física como psicológica.
Es fuerte el pedido de medios de comunicación y de actores sociales por mayor seguridad. Y no dudamos que este es un bien necesario para el crecimiento de nuestros barrios y nuestra salud democrática.
Pero sabemos que un mundo más justo y equitativo es la única garantía de seguridad y de paz social. Convocamos a quienes piden seguridad a trabajar por esta equidad social, por promover a nuestros sectores más pobres a una vida más digna. Y a las fuerzas de seguridad a actuar dentro del marco de la ley y de la vida democrática que les ha confiado las armas y el poder de combatir el delito.

3.- La realidad de las adicciones
Las adicciones no afectan solamente a los sectores más pobres, esto está más que claro en cualquier análisis sociológico. Pero no es menos cierto que, a menudo, son estos sectores los más estigmatizados por los medios y también por buena parte de la sociedad.
Somos conscientes de las tristes consecuencias de las adicciones en general. Pero las llamadas “drogas legales” (alcohol y psicofármacos) son las que más impactan en la vida cotidiana de nuestros hogares. Conocemos los efectos del consumo de alcohol: violencia familiar, violencia de género o accidentes. Creemos se debería regular y restringir la publicidad de bebidas alcohólicas, sabiendo que estas regulaciones son resistidas por las grandes empresas productoras de las mismas.
Estamos a favor de medidas culturales y preventivas más que punitivas. No queremos que se siga criminalizando al adicto que es esencialmente una víctima y en particular los jóvenes pobres de nuestros barrios.
Celebramos los esfuerzos de la Sedronar que viene a ofrecer nuevos dispositivos a favor de nuestros jóvenes más castigados, como son los Centros Preventivos Locales de Adicciones (el de la Villa Itatí de Bernal y la localidad San Juan Bautista de Florencio Varela, en donde trabajamos conjuntamente la Sedronar, organizaciones barriales y la Pastoral Social Diocesana)

Departamento de “Justicia y Paz”
Vicaría de Solidaridad
Obispado de Quilmes
Av. Calchaquí Nº1371. C.P 1879. Quilmes Oeste. Buenos Aire
Tel/Fax: 011-4200-3319

lunes, 6 de octubre de 2014

CONSEJO INSTITUCIONAL DE CONVIVENCIA - CIC -

URGENTE!

POSTULACIONES DE PADRES / MADRES

QUERIDAS FAMILIAS: TENEMOS AL MOMENTO 3 POSTULACIONES PARA INTEGRAR EL CONSEJO. SE RECIBIRÁN POSTULACIONES HASTA EL DÍA VIERNES 10 DE OCTUBRE. PODRÁN COMUNICAR SU DESEO DE PARTICIPAR A TRAVÉS DEL CUADERNO DE COMUNICACIONES, DESDE EL FORMULARIO DE CONTACTO AQUÍ EN LA PÁGINA O TELEFÓNICAMENTE A LA DIRECCIÓN DEL COLEGIO (4253-7998). VENCIDO EL PLAZO SE DESIGNARÁN TITULAR Y SUPLENTES CON LAS POSTULACIONES PRESENTADAS.
ATTE. EQUIPO DIRECTIVO

miércoles, 1 de octubre de 2014

martes, 30 de septiembre de 2014

CONVOCATORIA A LAS FAMILIAS

CONSEJO INSTITUCIONAL DE CONVIVENCIA

Sres. Padres: 

Visto la necesidad de constituir el “Consejo Institucional de Convivencia” (CIC), órgano contemplado en el “Acuerdo Institucional de Convivencia” cuya función asesorativa complementa el criterio sobre la toma de decisiones en materia de convivencia escolar, el Equipo Directivo invita a los Sres. Padres que estuvieran interesados en formar parte del mencionado Consejo, a una reunión informativa el día Viernes 3/10 a las 10 hs. En esa reunión se ampliará en detalle los alcances y modalidad de trabajo del CIC y se aceptarán postulaciones para su conformación. Esperamos gustosos su presencia.
Atte. Equipo Directivo.
FE DE ERRATAS: Horario de reunión 9 hs.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Departamento contra la Trata de Personas y Delitos Conexos del Obispado de Quilmes

23 de septiembre: Día Mundial Contra la Trata de Personas

Queremos acercarles el mensaje del Departamento contra la Trata de Personas y Delitos Conexos del Obispado de Quilmes en el marco del Día Mundial contra la Trata de Personas que se conmemorará mañana, 23 de septiembre.

El Día Mundial contra la Trata de Personas tiene el objetivo alertar sobre este crimen y mostrar solidaridad con las víctimas. El 23 de septiembre es el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños. Esta fecha fue elegida en la Conferencia Mundial de Coalición contra el Tráfico de Mujeres en 1999 en Daca, Bangladesh, y recuerda la promulgación de la primera ley que permitió castigar los casos de prostitución y corrupción de menores de edad. Con el objetivo de concientizar a las personas sobre esta problemática. Los casos más comunes del tráfico, que provoca en las víctimas la pérdida de la libertad, y muchas veces, la propia vida, están vinculados a la explotación sexual, casamientos serviles, varias formas de trabajo esclavo y forzado, mendicación, abuso de todos los tipos y remoción de órganos.
Como Departamento contra la Trata de Personas y Delitos Conexos del Obispado de Quilmes, nuestro compromiso es concientizarlas para que tengan conocimiento del asunto y puedan efectuar la denuncia.
Por otro lado, hablar de derechos humanos para una comunidad de fe, es hablar del mismo misterio y gloria de Dios revelados en el ser humano, creado a su imagen y semejanza. La fuente última de los derechos humanos, en efecto, no se encuentra en la voluntad de los seres humanos, de los poderes públicos o del Estado, sino en las mujeres y hombres mismos y en Dios su Creador.
No es ajeno, por tanto, al servicio al Evangelio y al mismo trabajo pastoral anunciar continuamente el fundamento cristiano de los derechos de LA MUJER Y EL HOMBRE y denunciar cualquier violación a estos derechos.
«La Iglesia habla desde la luz que le ofrece la fe, aporta su experiencia de dos mil años y conserva siempre en la memoria las vidas y los sufrimientos de los seres humanos» (Evangelii Gaudium, 238). Evidentemente que «la Iglesia no tiene soluciones para todas las cuestiones particulares, pero junto con las diversas fuerzas sociales, acompaña las propuestas que mejor respondan a la dignidad de la persona humana y al bien común. Al hacerlo, siempre propone con claridad los valores fundamentales de la existencia humana, para transmitir convicciones que luego pueden traducirse en acciones políticas» (EG, 241).
Por eso, el seguimiento de Jesús propone:
Libertad de ataduras que nos impidan movernos y seguir fielmente a Jesús. Lo contrario es el inmovilismo. Lo importante es movernos para estar siempre cerca de Jesús en las distintas situaciones de la vida.
Disponibilidad. La segunda característica de este seguimiento es la disponibilidad para lo que Jesús nos pida para ser fieles en su seguimiento para la construcción del Reino. Su seguimiento es como una aventura, un compromiso sin condiciones.
Compromiso Fiel. Este encuentro y amistad con Jesús no es algo intimista, sino que se traduce en un compromiso fiel, así como Jesús se comprometió fielmente y radicalmente hasta dar la vida.
Audacia. Este compromiso de seguir a Jesús fielmente se caracteriza por la audacia para asumir los riesgos y la Cruz que implica el ser fieles a Jesús y a su causa y nos pide superar los miedos y jugarnos por las causas justas.
Liberación. El seguimiento de Jesús va en la línea de la liberación integral con que Jesús se presenta en la sinagoga de Nazaret y lo vive con plenitud cada día de su vida y hasta su muerte. Se trata de una liberación personal, comunitaria y social para lograr una vida digna como Dios quiere para sus hijas e hijos. Y esta liberación como nos dice Jesús es en especial de los que están oprimidos, excluidos, esclavizados, marginados.
Alegría. Todo este seguimiento y compromiso no se puede vivir con amargura, sino con la alegría de seguir a Jesús y vivir con él el sueño y la Utopía del Reino de Dios sintiendo a Dios como nuestro Padre Querido y Misericordioso que quiere una vida digna para todos nosotros, y sintiendo a Jesús como nuestro hermano, nuestro amigo y nuestro camino. Y todo esto vivido en Comunidad.
Actuar. ¿En qué tenemos que cambiar? ¿En qué aspectos de nuestra vida y caminar, Dios nos pide una conversión de modo que debemos reaccionar y actuar ante las injusticias y luchar para desterrarlas; y así trabajar en la Construcción del Reino.
La trata de personas es una de las peores violaciones a los derechos humanos. Es la esclavitud de los tiempos modernos. Cada año, miles de personas, principalmente mujeres y niños, son explotadas por criminales y obligadas a trabajos forzosos y al comercio sexual. Nuestro país no está exento, ya sea como origen, tránsito o destino.
Con convicciones y ayuda del Señor sumémonos a la lucha en contra de la Trata de Personas para desterrarla para siempre.

DEPARTAMENTO DE TRATA DEPERSONAS
Y DELITOS CONEXOS
DEL OBISPADO DE QUILMES